¿Por qué se caen las hojas de los árboles en otoño?

striptease de los arboles

¿ Por qué se caen las hojas de los árboles en otoño? … preguntó Caperucita.

Primero te tengo que decir que no todos los árboles pierden sus hojas. Sólo lo hacen los llamados árboles caducifolios; como los robles, castaños, hayas, avellanos y almendros… contestó Lobito.

Caducifolio

Cada año, los árboles caducifolios renuevan todas sus hojas, perdiendo el follaje al llegar el otoño. El motivo es que en esta estación las horas de luz se reducen, la radiación solar pierde fuerza y los suelos muchas veces se hielan, dificultando la captación de agua y nutrientes por parte de las raíces.  A partir de este momento el equilibrio nutricional del árbol cambia. Los gastos de mantenimiento de las hojas para el árbol son superiores a la productividad de éstas, por lo que sale más rentable deshacerse de las hojas y entrar en un período de reposo hasta que pasen los fríos del invierno.

Así comienza  la estrategia otoñal: el árbol absorbe toda la energía de las hojas antes de deshacerse de ellas. Primero se pierde el pigmento de la clorofila (de color verde), detrás vendrá la pérdida de otros pigmentos también presentes en las hojas y de colores amarillentos, anaranjados y rojizos.

Después con un poco de viento otoñal…

¡Está hecho! ¡Empiezan a caer las hojas!… Explicó con gran elocuencia Lobito.

¡Tantas hojas!, ¡todas son tan bonitas! y de diferentes formas y colores. ¡¡Cuántas cosas divertidas podemos hacer con ellas!!…

Podemos :

Pile of fall leaves with fan rake on lawn

…¡Saltar sobre un gran montón! …dijo Caperucita pegando un gran brinco sobre las hojas.

Síí… aulló Lobito siguiendo a Caperucita.

Además podemos recolectarlas, llevarlas a casa y crear con ellas; se pueden hacer lindas cosas con hojas secas:

hojas animales1

hojas pintar1

caperu y dito1

¡Uuuuuuh! que divertido, ¡qué ganas de hacer todo !

¿Vamos al parque?.

Autor: Lorelula.

Edición y montajes: Lorelula.

Todos los derechos reservados.

¡Viva el otoño!

“Caperucita y el Lobo de mofletes pellizcados” (relato)

….Era una cálida mañana de primavera, y la Abuelita, se despertó como cada día deseando le esperaran cosas maravillosas . Se desperezó, hizo ejercicios de estiramiento, se duchó, se colocó un bonito vestido de lunares y se dispuso a prepararse el desayuno.

Pensó que unas barritas con tomate serían ideales, y que si las acompañaba con una gran taza de café con leche de soja (leche que ella misma preparaba), sería lo más!!.

El día pintaba muy bien!!.

Puso música “I have to do is Dream“, para soñar despierta…

Y mientras escuchaba, balanceaba las caderas al compás, tostaba el pan y cantaba * dream, dream, dream… (8), se le cayó un tomate bajo la mesa. La abuelita se inclinó a recogerlo y….. sintió como su nariz topó con algo frío, húmedo y blandito. Se embizcó del susto, y entonces vio como un par de grandes ojos la miraban… un lobo!!! gritó.

Ahhhhh!!!  auuuuuuhhhh!!!… gritaron, cada uno en esquinas opuestas.

La abuelita cogió una sartén… el lobo se cubrió los ojos….; entonces la abuelita se dio cuenta que el lobo sentía mucho miedo… mucho más miedo que el que ella sentía. Lo miró arrepentida, bajo la sartén , y le dijo:

-hola, soy la Abuelita. No tengas miedo lobito. Te encuentras bien ?

  • ¿qué haces en mi cocina ?(preguntó la abuelita)

  • me escondía.

  • y de quién te escondías?

  • de una niña!, contestó el lobo.

  • de una niña ???(preguntó extrañada la abuelita, al ver que el lobo tenía una apariencia muy feroz y fuerte)

qué niña es esa?? y por qué te escondes de ella?

… y mientras se lo preguntaba le acercó una silla y muy lentamente le ofreció una infusión de manzanilla.

El lobo le contó, como una pequeña niña de caperuza roja y gran sonrisa , saltaba y arrancaba las flores de su jardín(cabe decir que el lobo (este lobo) era aficionado a la jardinería , tenía una gran colección de tulipanes y además participaba en un foro de técnicas Bonsai)… le contó que esta niña siempre cantaba con voz chirriosa ” la lara larita soy Caperucita”; y que cuando lo veía lo perseguía por medio bosque, que le gustaba pellizcarle los mofletes y que cuando el lobo le gruñía (por el dolor) ella se partía de risa y soltaba tal cantidad de carcajadas que llegaba a ponerse roja como un tomate. El Lobo sorbió un poco de infusión y repitió con voz bajita y mirada perdida : soy vegetariano…soy vegetariano… que si no….

La Abuelita lo miró con ojos bondadosos, se acercó y acarició suavemente sus orejas, ” tranquilo lobito, todo tiene solución”…

Plash, zum, plop… Caperucita irrumpió como una tromba en la cocina; sonriente, feliz, con flores en la mano…. Abuuueeeliiitaaaa!! muack, muack, muack (3 besos).

Entonces vio al lobo sentado en un extremo de la mesa… sus ojos se hicieron grandes… el lobo se cubrió los suyos…

Hijita, mi pequeña Caperucita, siéntate aquí… le diho la abuelita,¿Conoces al Sr. Lobo?

  • sííí!!,(dijo feliz Caperucita), es mi amigo, tiene un jardín relindo!, aveces jugamos al pilla pilla y si pellizcas sus mofletes suelta un sonidito …jajajaja… muy gracioso! nos lo pasamos en grande!! a que si ?(dijo mirando al lobo ).

  • pues la verdad me haces daño , cuando pellizcas mis mofletes, le dijo el Lobito.

  • Oh! noo!… lo siento! no lo sabía. Pensé que tú también te divertías. Lo siento mucho Lobito, no lo volveré a hacer!!, lo prometo por el meñique !…le acercó su pequeño meñique… y el lobo enganchó su gran meñique peludo al suyo. Acto seguido, Caperucita dio 2 besitos al lobo( uno para cada moflete pellizcado).

La Abuelita colocó en la mesa trozos de tarta de manzana, en lindos platitos color verde pistacho. Sirvió café para ella, otro té de manzanilla para el Lobo y cacao para Caperucita… desayunaron… conversaron y rieron.

Desde entonces se reúnen a menudo; la Abuelita y el Lobo, intercambian recetas por teléfono, se comentan en Facebook, se recomiendan libros… son buenos amigos.

Caperucita recibió en su cumpleaños, un nuevo amiguito a quién puede pellizcarle los mofletes y apretujar entre sus brazos… un Lobito, pero esta vez de tela!.

Fin.

Relatado por Lobo para Dito Lobito.

Redacción y fotografía por Lorelula Campos.

Todos los derechos reservados .

Muñeca Caperucita- Dito Lobito, hecha a mano, rellena de cariño. Disponible.
*”Caperucita muy feliz con su amigo Lobito”*. Muñeca Caperucita- Dito Lobito, hecha a mano, rellena de cariño .

*Si quereís conocerlos mejor, podeís hacerlo aquí

*Receta de la leche de soja que prepara la abuelita <3.

Buen día !.